«

»

feb 23 2012

INTERCAMBIO CON MARMANDE

El jueves 2 de febrero llegó un amplio grupo de escolares del Colège Jean Moulin de Marmande. Un total de 23 alumnos de 15 años de edad y tres profesores para compartir una semana con los alumnos de nuestro instituto.

El grupo, junto con los alumnos ejeanos, fue recibido en el salón de Plenos del Ayuntamiento, en donde la concejal Elena Guinda les dió la bienvenida de parte de la corporación municipal. Se mostró orgullosa de que este encuentro haya podido ser retomado gracias al hermanamiento de las dos ciudades, y ha agradeció a las familias de acogida ejeanas el esfuerzo realizado. También nos agradeció al IES Reyes Católicos la colaboración mostrada para que este proyecto saliera hacia delante.

Hace ya dos años que desde el ayuntamiento de Ejea de los Caballeros y el de Marmande, a través de sus respectivos Comités de Hermanamiento, se impulsó la idea de retomar los hermanamientos de escolares que tradicionalmente se habían venido realizando entre estas dos ciudades desde el año 1974. El año pasado fue el primero que se realizó esta experiencia, por lo que a partir de este año se quiere potenciar la consolidación de este vínculo entre las dos ciudades.

Los escolares prolongaron su estancia hasta el miércoles 8 de febrero y durante este tiempo fueron acogidos en familias ejeanas de alumnos de nuestro instituto, residentes en Ejea, Luesia, Luna… 

Posteriormente el alumnado viajará a Marmande, del 16 al 22 de marzo.

A lo largo de estos días, los alumnos disfrutaron de las clases de secundaria en nuestro Instituto. Tuvieron la oportunidad de conocer el casco histórico de Ejea,  visitar el museo Acuagraria y la Ciudad del Agua, conocer el medio ambiente de nuestro entorno, conocer la vida en los pueblos, visitar el Museo del Colono de El Bayo, e, inclusouna visita organizada a la ciudad de Zaragoza.

Pero lo fundamental de este encuentro es la oportunidad ofrecida para el conocimiento de la vida de los ejeanos, y de los marmandeses en su momento, al insertarse dentro de las familias de acogida, el enfrentamiento que desde culturas diferentes tienen ante realidades similares en familias con hijos de la misma edad. Por este motivo esta actividad es fundamental para facilitar el aprendizaje del idioma, pero también para entrar en contacto con otros modos de vida diferentes entre jóvenes europeos.